CONTACTA A UN EXPERTO

NOTICIAS de Internet de las cosas

Volver a la página de noticias
4446-iot-página-artículo-historia-destacada-4-desktop

La banda estrecha ayuda a que loT se destaque en su rendimiento subterráneo.

09/12/2017

El Internet de las cosas (IoT) tiene elevadas aspiraciones para gestionar cosas ubicadas a gran profundidad subterránea, con el monitoreo remoto de maquinaria, tuberías, medidores, etc. Pero se necesita un tipo de conectividad especial para llegar a sensores en ubicaciones difíciles dentro de edificios o subterráneas. Y para hacer que esta conectividad funcione de manera óptima, se necesita una red diseñada especialmente para IoT.

Las redes de baja potencia y largo alcance (LPWA) son redes móviles optimizadas para transferir datos desde y hacia sensores con capacidades de red muy dispersos. Además, las LPWAN usan mucha menos energía que las WAN móviles que conectan empresas o individuos.

La banda estrecha (o NB-IoT) ha surgido como el tipo principal de LPWAN. Ya implementada ampliamente en Europa y Asia, la banda estrecha ha superado recientemente una prueba de campo en una red de EE. UU. propiedad de T-Mobile y sus socios Qualcomm y Ericsson. NB-IoT está en proceso de implementación en toda la red T-Mobile para ofrecer rendimiento para IoT. ¿Por qué?

  • NB-IoT es una buena idea para las empresas. El costo de inversión y ejecución de la banda estrecha es atractivamente bajo en comparación con otras soluciones, porque consume menos energía. Es segura y confiable, diseñada para evitar interrupciones y vulnerabilidades. En las pruebas en vivo, la banda estrecha ha llegado a medidores ubicados en sótanos y atravesado paredes de ladrillos dobles. No requiere infraestructura adicional porque funciona con eficacia en redes existentes.
  • La banda ancha ya está siendo implementada en los entornos IoT más desafiantes. NB-IoT posibilitará más proyectos de IoT, como el de la significativa modernización del sistema de transporte de Londres, UK. El proyecto utilizó sensores para ayudar a compañías ferroviarias como el metro de Londres, a instalar y monitorear datos de energía y temperatura para detectar problemas mecánicos antes de que ocurran.
  • Finalmente, los sensores conectados a IoT prometen crear ciudades más seguras así como más inteligentes. Como la mayoría de la población del mundo, 65 por ciento, vivirá en ciudades para el 2040, estas iniciativas de seguridad que abarcan toda la ciudad y están basadas en IoT serán esenciales.

Bajo tierra o en la superficie, IoT conectado por banda estrecha puede analizar rendimiento, condición de recursos y gestión de fallas en una red amplia y en tiempo real. La banda estrecha es la principal plataforma de IoT para mantener la infraestructura de la economía global funcionando a un alto nivel de eficiencia.